Google+

Buscar en KAmeetsRM

Cargando...

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Ampliación del Museo del Prado. Noviembre de 2007

Venía de patinar con una amiga y entramos a ver la ampliación del Museo del Prado. Nos quedamos pegados en este cuadro. Una preciosidad, que antes no estaba expuesto. Se titula "Esclava", el cartel que lleva en el pecho dice: "Rosa, 18 años, en venta por 800 monedas" Pensé que podría estar firmado por cualquiera de los mucho más reconocidos coetaneos prerrafaelitas ingleses y me trajo a la cabeza los versos de "Las Joyas" de mi adorado Baudelaire...

La très-chère était nue, et, connaissant mon cœur,
Elle n'avait gardé que ses bijoux sonores,
Dont le riche attirail lui donnait l'air vainqueur
Qu'ont dans leurs jours heureux les esclaves des Mores.
Quand il jette en dansant son bruit vif et moqueur,
Ce monde rayonnant de métal et de pierre
Me ravit en extase, et j'aime à la fureur
Les choses où le son se mêle à la lumière.
Elle était donc couchée et se laissait aimer,
Et du haut du divan elle souriait d'aise
À mon amour profond et doux comme la mer,
Qui vers elle montait comme vers sa falaise.

E
lla estaba desnuda, y, sabiendo mis gustos,
Sólo había conservado las sonoras alhajas
Cuyas preseas le otorgan el aire vencedor
Que las esclavas moras tienen en días fastos.
Cuando en el aire lanza su sonido burlón

Ese mundo radiante de pedrería y metal

Me sumerge en el éxtasis; yo amo con frenesí
Las cosas en que se une el sonido a la luz.
Ella estaba tendida y se dejaba amar,
sonriendo de dicha desde el alto diván
A mi pasión profunda y lenta como el mar

Que ascendía hasta ella como hacia su cantil.

Extracto de "Les bijoux"/"Las Joyas" de Charles Baudelaire.

También me sorprendió esta representación de la "Leyenda del Rey Monje", que también podría firmar algún pintor prerrafaelita...


Estas y otras obras más pueden disfrutarse ahora en la ampliación del Museo del Prado gracias a las nuevas salas de exposiciones. Y eso es algo magnífico.
La ampliación incluye cuatro nuevas salas, además de la galería de escultura entorno al antiguo claustro de los Jerónimos; un auditorio; una tienda; una cafetería (Que ya le hacía falta al Prado); además del Vestíbulo que articula todas estas piezas entre si y con el edificio histórico del museo del Prado...

(Foto del lucernario de la galeria de escultura del antiguo claustro, tomada de: Ojo Digital)

Esta ampliación proyecta al museo al siglo XXI y es excelente desde el punto de vista de su adaptación al edificio histórico e integración con el. Pero deja dos o tres cosas que desear.
La primera, tonta y poco espiritual, pero decisiva. La cafetería no esta separada del resto del vestíbulo. Cuando la cierran extienden unas cintas de tela como las que ponen a la entrada de las discotecas. No puede pasar esto en un museo que lleva abierto 15 días. Es un desliz en la lectura del programa y las funciones del edificio y si yo hiciera algo así en algún proyecto mi cliente seguramente se irritaria conmigo.
La segunda, más sutil y discutible, Moneo ha elegido en el atrio de las esculturas volcar el mismo hacia las nuevas dependencias de los restauradores y personal de administración situadas en el "cubo" visible de la ampliación. Para ello los vidrios que miran a ellas son transparentes; mientras los que miran a la iglesia de Los Jerónimos y al edificio histórico del Prado estan tratados con chorro de arena. Personalmente hubiera disfrutado de la experiencia de estar a la vez dentro y fuera del museo. De sentirme dentro, en la galería de escultura y a la vez sentirme fuera, al mirar hacia el edificio histórico y la Iglesia de Los Jerónimos a traves de los ventanales. Evidentemente Moneo tomo intencionadamente la decisión contraria de cerrar estas vistas y volcar el edificio sólo hacia el interior. Sobre gustos colores.
Y hablando de colores, un detalle, el vestíbulo del edificio histórico está tratado en un precioso (para mi) rojo pompeya que ha despertado muchas polémicas por su "valentía"... Esta realizado con un estuco de excelente calidad realizado por un taller dirigido por un maestro estucador que es ciego...curioso, ¿no?
En cualquier caso, la ejecución de la ampliación me pareció brillante, acertada, de gran nivel y, esto lo comprobaremos según pase el tiempo, a prueba de modas y bellezas de un día.


(Foto desde los jardines de boj sobe el nuevo vestíbulo en el que se aprecia la relación entre el "cubo" que alberga el antiguo claustro y que emerge de la ampliación realizada bajo tierra; y la iglesia de los Jerónimos, tomada de: La Nueva España)

(Foto del vestíbulo del edificio histórico, tomada de: La Nueva España)

Publicar un comentario en la entrada