Google+

Buscar en KAmeetsRM

Cargando...

lunes, 7 de enero de 2008

Deseo/Peligro

Hacía mucho que una película no me conmovía tanto como esta. Al encenderse las luces del cine, estaba descolocado y emocionado a partes iguales. El caso es que el título te avisa: Deseo/Peligro. Pero la película comienza con un ritmo lento y distante que te hace sentir seguro, a salvo de la historia al otro lado de la pantalla. Entonces la fotografía, el excelente vestuario, la banda sonora, Tony Leung (impresionante, como siempre) y Tai Weng (fragil y brutal, a partes iguales)... todo, de verdad absolutamente todo, se alía para, poco a poco, de forma muy sutil, estimular los sentidos del espectador, mas alla de la vista.
Apelando a todos mis sentidos, ha conseguido que casi toque a Tai Weng cuando pasea vestida en seda por Beijing. Cuando me di cuenta de ello era demasiado tarde. Una vez te ha atrapado el arco se tensa, para disparate más alla de la razón, a un territorio salvaje donde conviven pasión, sadismo y masoquismo, deseo, redención y salvación, lo inefable y lo inevitable. De una forma muy física. Esta película se dirige a nuestros instintos, a nuestras emociones. A esa parte que responde a los estímulos, antes de pensar. Al hombre que hay dentro del hombre; el que como diría Sabina "no se desnuda si no me desnudo yo". El cine puede ser, a veces, una ilusión pasajera muy intensa. Grandísima película.

Edito 14/01/2007: Podeís leer una crítica exquisita aquí

Publicar un comentario en la entrada